IGUAL QUE YO

Al encontrarte con otra persona o incluso con un animalito, reflexiona:

“tal como yo, esta persona quiere ser feliz”

Date cuenta de lo que emerge en tu mente al pensar en esto…

nota las emociones y las sensaciones en tu cuerpo que acompañan esta reflexión.

Sólo por unos instantes, haz esto y observa…

nota qué sucede contigo al darte cuenta de que todos, sin excepción, anhelamos ser felices.

Advertisements

Tómate un minuto

ejercicio-de-respiracion

Tómate el tiempo, si puedes en este momento, de practicar atención a la sensación de la respiración por un minuto completo.

Puedes poner un cronómetro y empezar…

Recuerda, el beneficio de estas prácticas: entrenarnos para tener una mente más atenta, relajada y estable.

¿Lo vamos a lograr en tan sólo un minuto?
No del todo, pero al menos sí podemos ir formando el hábito de entrenar a la mente y pausar.

Te invito a que lo intentes y lo hagas varias veces al día.

Por: Carmen Treviño